Biomasa

ENERGÍA DE LA BIOMASA









Entre las energías renovables destaca el uso de productos obtenidos a partir de materia orgánica para producir energía. Estos productos componen lo que se denomina comúnmente “biomasa”.

La energía que contiene la biomasa es energía solar almacenada a través de la fotosíntesis.

Los principales combustibles obtenidos a partir de la biomasa son:

  • Leñas.
  • Astillas.
  • Pellets.
  • Huesos de aceituna.
  • Cáscaras de frutos.

¿CUÁLES SON SUS APLICACIONES?

Las aplicaciones térmicas con producción de calor y agua caliente sanitaria son las más comunes  dentro del sector de la biomasa.

Las aplicaciones térmicas de la biomasa se pueden realizar principalmente a través de calderas, estufas o chimeneas. Las calderas son los únicos equipos capaces de dar al mismo tiempo calefacción y agua caliente sanitaria, mientras que las estufas y chimeneas permiten calentar la estancia en la que se encuentran ubicadas. 

El desarrollo tecnológico en los últimos años de calderas y estufas hace que se puedan encontrar en el mercado equipos con un alto grado de automatización (por ejemplo, para la alimentación del combustible o la retirada de las cenizas) y unos niveles de emisiones muy inferiores a los equipos existentes hace unos años.

¿SE PUEDE COMBINAR ENERGÍA DE BIOMASA CON ENERGÍA SOLAR TÉRMICA?

Claro que sí. Algunas combinaciones de energías renovables son más eficientes que si las usas por separado, y este es uno de esos casos.

Paneles solares térmicos pueden formar parte de pequeños sistemas híbridos que, por medio de la combinación de la energía del sol y la biomasa, permiten garantizar el suministro de sistemas mixtos de calefacción y agua caliente sanitaria.

Enviar a WhatsApp